Tipos de Germinados

Alfalfa: es uno de los germinados más completos y más consumidos por su agradable sabor. Contiene vitaminas A, B, C, E y K además de calcio, magnesio, potasio, hierro, selenio y zinc y los aminoácidos más importantes. Es remineralizante y combate la fatiga y la debilidad.

Berro: se le considera muy adecuado para combatir los síntomas de la fatiga primavera. Además de alcalinizar y depurar la sangre neutraliza el exceso de toxinas. También regula el metabolismo. Es rico en hierro, fósforo, manganeso, cobre, zinc, yodo, calcio y vitaminas A, B2, E y especialmente C.

Garbanzo: germinados no producen gases durante la digestión. Son ricos en carbohidratos, fibra, calcio, proteínas, magnesio, potasio y vitaminas A y C.

Guisantes: proporcionan clorofila, proteínas, carbohidratos, fibra, vitamina A, hierro, magnesio y potasio.

Lentejas: en brotes retrasan el envejecimiento y son ricas en proteínas, vitamina C y hierro.

• Mostaza: es el germinado más picante. Adecuado para tratar trastornos digestivos como gastritis, enteritis, etc. Es rica en vitamina C, proteínas y lípidos.

• Girasol: ricas en proteínas, grasas insaturadas, vitaminas B y E, calcio, hierro, fósforo, potasio y magnesio.

• Rábano: útil para combatir digestiones pesadas y para calmar la tos. Contiene abundante clorofila.

• Soja verde (judía mungo): germinada contiene proteínas que dan lugar al aminoácido metionina, de efecto relajante. También fortalece el sistema nervioso y contribuye a rebajar el exceso de colesterol. Sus semillas germinadas son ricas en vitaminas A, C, hierro y potasio.

• Trigo: germinado tiene sabor dulce. Además es rico en proteínas, magnesio, fósforo y vitaminas B y E. Previene infecciones, remineraliza, regenera las células y sirve para tratar trastornos nerviosos.
Germinado de brócoli: según estudios, reduce el riesgo de contraer cáncer de mama y colon, aparte de bajar el riesgo de infartos, alta presión y enfermedades cardiovasculares.

Germinado de trébol: es uno de los más viejos conocidos en el mundo; contiene un componente llamado genisteina, el cual es anticancerígeno que previene la formación de nuevos vasos sanguíneos en un tumor; también es efectivo contra los síntomas premenstruales, osteoporosis y enfermedades del corazón.

• Germinado de rábano: éste contiene 29 veces más vitamina C que la leche y cuatro veces más vitamina A, además de 10 veces más calcio que una papa.

Germinado de mostaza: se caracteriza por sus pequeñas y picositas hojas, que son frágiles, pero muy picosas.
• Germinado de cebolla: contiene 20 por ciento de proteína y es fuente de vitaminas A, C y D.

• Germinado de poroto: es altos en proteína, vitamina C y fibra vegetal. Se le considera un digno rival de la carne en cuanto a su contenido nutrimental. Posee grandes cantidades de flavones, los cuales actúan como agentes antioxidantes y antiinflamatorios naturales, además de que funcionan como estrógenos antisépticos protectores contra el cáncer, enfermedades cardiovasculares y osteoporosis.

• Germinado de girasol: es fuente rica de lecitina y vitamina D que rompe con las cadenas de ácidos grasos para hacerlo solubles en agua y digerible fácilmente

• Germinado de col roja: contiene vitaminas A, B, C, E y K, antioxidantes, calcio, hierro, magnesio, fósforo, potasio, zinc, aminoácidos y fibra.

• Germinado de arvejas: estos germinados son altos en fibra, proteínas, carbohidratos, hierro, potasio, vitamina A, tiamina y riboflavina.

• Germinado de lechuga: es buena fuente de proteína, calcio, hierro, magnesio, potasio, aminoácidos, vitaminas A, B, C y E, además de fibra vegetal y ácido fólico.