Propiedades Nutritivas

Los germinados son ricos en vitaminas, especialmente en vitamina A, B, C, E y K, minerales, aminoácidos, enzimas, oligoelementos, clorofila y otras sustancias biológicas activas.
Su valor nutritivo se asemeja al de las frutas. Aportan muy pocas calorías por lo que engordan muy poco y son los alimentos menos contaminados que se puedan encontrar.
Beneficios

Los germinados aportan muchos beneficios a nuestro organismo. Incluirlos en la dieta aumenta la longevidad y la buena salud.
El consumo de germinados no genera ácido úrico. Pueden tomarlos tranquilamente las personas que padezcan gota. Los germinados contienen mucha vitamina C y, por lo tanto, una persona que no esté acostumbrada a consumirlos y cuya dieta no sea rica en fruta fresca puede sentir efectos estimulantes. Por esta razón, el consumo de estos alimentos proporciona más vitalidad, y hace que desaparezcan el cansancio y los problemas digestivos.

Los germinados fortalecen el sistema inmunológico, su consumo proporciona más vitalidad haciendo que desaparezca el cansancio, son de muy fácil asimilación, estimulan los procesos digestivos, regeneran el torrente sanguíneo y corrigen las carencias provocadas por la alimentación moderna, pues muchos procesos industriales de refinamiento de los alimentos ocasionan carencias en los mismos.
Los germinados son idóneos para cualquier persona, ya sean niños o ancianos. Sin embargo suelen recomendarse especialmente para enfermos convalecientes, personas con problemas digestivos o estómago delicado, personas con anemia, entre otros.